Paciencia y tenacidad

Impactante lección de simplificación tecnológica acaba de recibir el maestro José Antonio Cabrera (de locución). Acudió a la oficina de su amigo Jorge Pulido para conocer su estación por Internet. Llegado el momento, le mostró ¡una computadora!

Para quien vio -y vivió- cabinas y estudios de todos calibres (igual en diferentes plazas de provincia, que en las capitalinas XELA, Radio Mundo y Radio Centro), seguramente resultó contrastante.

Y faltaba lo mejor: Mucha de la producción que está en línea es realizada directamente por Pulido, quien es invidente pero cuyo equipo está dotado de un programa de voz que le permite accionar desde el teclado sin usar en absoluto el Mouse.

¿Imagina usted la paciencia y tenacidad para realizar prueba y error en cada edición? ¡Admirable, en verdad!

Jorge, quien es periodista de profesión (egresado de la Septién), lamenta no haber contado antes con un equipo semejante, puesto que muchos de sus reportajes y emisiones habrían sido más fáciles de realizar.

Retirado del micrófono desde hace varios años, el profesor Cabrera está a punto de vivir una fascinante racha de actividad, que lo mismo le llevará a escribir que a hacer radioweb. Lo mejor es que todo será por encargo; ninguna aventura.

Otro maestro de la locución que anda por demás activo es Guillermo Mejía Llosas. Entre sus conferencias y su nueva publicación (“Locutores… de verdad”) tiene para entretenerse.

Memo quiso empezar fuerte. Abrió y cerró su primera edición con aullidos gigantes, de antología: Elías Neyra y Adolfo Fernández Zepeda.

El primero presentaba “Muchas noticias”, de Lolita Ayala. El segundo es conocido como “La voz Universal”, por la emisora que dirige desde hace muchos años.

Ambos comparten tratamiento afectuoso de sus amigos. O sea, son tocayos de apodo. Y como quien dice, Mejía Llosas hizo gala de ingenio y picardía.

 Alguien más que amenaza entrar a la web en serio (ya lo hace en términos amateur) es Humberto Cantú. Hará radio y tv al mismo tiempo, y promete aprovechar toda su experiencia en ambos medios.

En realidad, la red representa una magnífica oportunidad para aquellos profesionales que por una u otra causa han ido quedando rezagados de la industria monstruo. Con tal que tengan la suficiente capacidad de renovación para atender a un público por demás demandante.

Y como en otros rubros de la innovación tecnológica, Adrián Ojeda fue de los primeros en usar a la Internet para realizar sus envíos de síntesis informativa. Asimismo, es de los pioneros de la webradio en México.

Ahora, Ojeda, en sociedad con figuras del micrófono, hará una cascada de señales metropolitanas que podrían empujar cambios en la capital. (JGN).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: