¡Ya párate!, una hora más tarde

Errores y aciertos de Granados Chapa.- Don Samuel Ruíz, el radioaficionado.- Figuras verbales de Natalia Toledo.- “Cancioncitas” del Trío Calavera.- PKJU, absolutamente recomendable.- Don Pedro Ferriz se declara “En paz”.

Con la humildad de los grandes, Miguel Ángel Granados Chapa reconoció haber cometido dos errores: dar una primicia y atenerse a la confiabilidad de su fuente. En su “Plaza pública”, de Radio Universidad, aceptó: “Metí la pata”. Esto, a propósito de la andanada de aclaraciones y reclamaciones por anticipar la eventual transferencia de Iusacel entre Grupo Salinas y Televisa.

Pero metió la pata y sacó la casta. Desde la misma emisión en que se disculpó, avisó de la gravedad de don Samuel Ruíz, el obispo de los indígenas, pobres y sin voz. El controvertido prelado aún respiraba el contaminado aire de una sociedad inequitativa.

En programas subsecuentes, ocurrido ya el deceso, Granados Chapa abrió espacio a monseñor Vera, quien fuera coadjutor de Ruíz en SCLC. Asimismo, divulgó relevantes fragmentos de charlas con el mediador en el conflicto del 94 en Chiapas. Y se dio tiempo para reseñar los funerales. Todo un documento auditivo…

No sólo Aristegui aportó bien los primeros reportes de la muerte del ‘jTatic de zotziles y zeltales, en realidad muchos espacios se abrieron ante la grandeza de un pastor comprometido con su rebaño. Lástima que en la mayor parte de los casos haya sido hasta ahora, cuando él ya no está. Faltan micrófonos abiertos al clamor social -a tiempo.

Desde Tapachula, por cierto, el colega Moy Arriola aporta un dato poco conocido: la condición de radioaficionado de don Samuel. Tuvo doble clave: una de cuando transmitía desde su sede episcopal y otra, ya en la recta final, cuando se asentó en Querétaro…

Entre lo mejor de la radio en las primeras semanas de 2011, la entrevista a la poeta Natalia Toledo en “Guardavoces”, una emisión de instancias indígenas a través de Radio Ciudadana. En verdad memorable por su charla amena y por la lectura bilingüe (en zapoteco y castellano) de sus versos, profundos y emotivos, de inenarrable calidad descriptiva.

La juchiteca de voz vibrante, hija del pintor Francisco Toledo, aseguró que en el istmo existen muchos pintores gracias a la tradición oral que describe con metáforas y onomatopeyas lo que el viento lleva. Habló también del colorido de hamacas y alfarería de la región e incluso de las fiestas y tradiciones, que sin duda impresionan los sentidos de artístas plásticos y literatos…

Y entre las grandes emisones de música popular por Radio Universidad: tangos, trova yucateca y las “Cancioncitas”. De éstas, como todas sus emisiones, muy grata la dedicada al Trío Calavera por su aporte a la música campirana en guitarra.

De lo más grato que puede sintonizarse actualmente en el cuadrante: PKJU, una audición sabatina que compendia lo mejor de Radio Pocajú. Pasa a las once de la mañana por la radio de la Ibero (90.9 FM), que en realidad ofrece en su conjunto una propuesta radiofónica de suyo interesante. Pero, si vale la expresión, Pocajú esta de poca y de época.

Dentro de la radio mañanera de entretenimiento acaba de ocurrir un fenómeno digno de consignarse: la ampliación por una hora más del programa “¡Ya párate!”, que se origina por distintas regiones del país y se difunde por “Los 40 Principales”, de Radiópolis.

Lo relevante, para que lo analicen los verdaderos comunicólogos (porque ahora cualquier aspirante a comunicador se hace pasar por tales) es que la medida se adoptó tras demanda pagada del auditorio, vía mensajes por celular. Los ocurrentes animadores (vaya que ahora sí demostraron que lo son) consiguieron más de un millón de peticiones ¡a seis pesos cada una!

En intercambio de inteligentes aportes, don Pedro Ferriz y Jacobo Morett, ayer por Imagen. Hablaron de poesía, poetas, libros y temas colaterales. Nos recordaron diálogos trascendentres entre el propio don Pedro y Fernando Marcos, o entre éste y Morett, que tuvimos el honor de escuchar en sus estudios. De la escasas emisiones valiosas de antaño.

Con sabor a despedida anticipada pero grata voz recuperada, don Pedro citó y recitó a Nervo: “Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, vida…” En verdad emotivo. Un abrazo, querido maestro Ferriz. Lo mejor de todo es que seguiremos juntos en nuestra mesa redonda, a la vuelta de hoja de aquella pionera “Revista de opinión”.

Una respuesta to “¡Ya párate!, una hora más tarde”

  1. billi Says:

    Joaquín vivía en su pueblo y decidió llegar al D:F.,// Joaquín es alma de pueblos biblícos //y leyenda de un pueblo rupestre que lo vió partir // Joaquín debe contar con un lugar en la Voz de América Latina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: