Termina guerra de manómanos

Con la muerte de Juan Ramón Sáenz, acaecida ayer, termina el mano a mano entre conductores de manómanos. Y habrá que confiar que contra los relatos y fenómenos que tanto rating le reportaron, su alma descanse en paz. Así será, puesto que la misericordia divina comprenderá que todo fue un juego al aire… por el auditorio.

Productor fundador de “La mano peluda”, JR Sáenz se caracterizó por dos cosas: una gran efusividad personal y una gran pasión por su carrera. Esto lo llevó a relacionarse y aprovechar cuanta oportunidad tuvo para escalar hasta cosechar enorme popularidad, como ya no es fácil conseguir.

Para empezar, tuvo el oído aguzado a lo que se hacía dentro y fuera del grupo en el que descolló. Puedo presumir, por ejemplo, que fue fiel seguidor de “Los adoloridos” y “De México con amor”, donde, entre 1981 y 87, solía ofrecer relatos de tradiciones y leyendas de las distintas regiones del país.

Luego, cuando coincidíamos en las inmediaciones de Fórmula (tiempos en que suplí a don Pedro Ferriz en la conducción de la primera mesa redonda de la radio contemporánea), JR iba frecuentemente a mi encuentro e insistía en que hiciéramos, en Radio Uno, la continuación de “Los adoloridos”.

Seguramente advirtió que no me entusiasmaba mucho la posibilidad (en mi pretensión por hacer radio de mayor trascendencia nunca capté del todo el potencial de la emisión que consideré “pecado de juventud”), porque al poco tiempo él mismo realizó “Golpes en el corazón”, que le dio tablas y popularidad para ir en pos de “La mano peluda”.

Tuvo, además, la enorme virtud de concretar lo que algunos sólo esbozamos: ir de la radio a los eventos (conferencias, por ejemplo), publicaciones y refuerzo en tele. Y sobre todo, en un tiempo en el que aún no era del todo común hacerlo, por lo menos en México.

Ahora, con su deceso, pueden advertirse los frutos de su infatigable quehacer y de los altos puntos que consiguieron las emisiones en que participó. Su muerte ha sido objeto de inusual pero muy merecida cobertura -para una estrella de la radio. Así sea postrero, indiscutible valioso aporte al medio. (JGN).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: