A 90 años de radio en México

 

Existen por lo menos dos pasajes documentados, relevantes por directos, en torno a la figura de don Constantino de Tárnava, quien -en una fecha como ésta, hace exactamente 90 años- realizó en Monterrey la primera transmisión formal de radio en nuestro país -y en Latinoamérica.

 

Para celebrar este nonagésimo aniversario de la radio mexicana, recogemos aquí -en Cuadrante, El sitio de la radio- los testimonios de dos personalidades altamente significadas en el medio: Ramiro Garza y Jorge Mejía Prieto. Al primero se le reconoce -nada más- como “el hombre radio” y el segundo tuvo la atinada visión de recopilar datos para una primera “Historia de la radio y la TV en México”, de suyo valiosa.

 

Garza, quien por su origen regio (y aquí la acepción cuenta con un doble valor) tuvo la fortuna de comenzar su carrera radiofónica ante el micrófono de la actual XEH, precisamente la pionera de la industria nacional, anotó en su columna Radioscopio, que sucedió a Cuadrante en El Universal:

Creo que la historia se nos vuelve importante más que por las fechas exactas, por los hechos concretos. Y Constantino de Tárnava fue, indiscutiblemente el primer operador, locutor y programador de radio del país.
En 1949, al publicar un sencillo libro de primeros poemas, me tocó conocerlo, gracias al ánimo increíble y avizor de Ernesto Hinojosa Subeldía, por entonces locutor y vendedor de aquella XEH, y hasta ahora, entrañable amigo a quien debo haberme iniciado en radio… leyendo poemas a las 10:45 de la noche, cada tercer día!
“Ingeniero –afirmó Ernesto Hinojosa al llevarme con Tárnava– le vamos a dar a este muchacho quince minutos en la noche para leer sus poesías…” Don Constantino, detrás de sus lentes de aro pequeño, me miró incrédulo diciendo: “¿Podrás leer deveras…? “Sonriendo francamente, me extendió la mano diciendo:
“¡Allá tú y que Ernesto se haga responsable!”
Tárnava era un niño grande, una de esas almas audaces cuya idea de la vida era inventar, inventar lo que fuera; pinturas, pronósticos del tiempo, piezas minúsculas en tornos precisos, bromas, regañadas y… radiodifusión. Rdiodifusión fresca y renovadora, siempre.
De baja estatura, rechoncho y con gesto serio y hasta áspero, gobernaba su vida navegando en ríos de imaginación. Un corazón noble y un carácter extraño. Un hombre caprichoso y creativo, a ratos temible y a ratos genial.
Iba a Laredo Texas a traes las “últimas novedades”: agujas insólitas, discos raros, sistemas de grabación y reproducción musical revolucionarios. Fue el primero que instaló en Monterrey una tornamesa de 33 rpm, un tocadiscos de 45 rpm y otra tornamesa para discos de último momento, ¡de 16 revoluciones por minuto! Por cierto, estos eran de música clásica y tenían una sinfonía completa por cada lado. Nunca tuvieron éxito.
Cuando en “Serenata Española” por la noche, leí a García Lorca y a Alberti, me llamó enojadísimo: “Oiga, me dijeron en el café que usted es comunista. ¡No ande leyendo rojillos porque lo corro!” Lo invité a escuchar el programa y al día siguiente comentó: “Tiene usted razón, Ramiro, la poesía no tiene más color que la belleza… Sígale! Aunque renieguen mis amigos en el café…”
Gracias a Constantino de Tárnava se formó una generación espléndida de locutores orgullo de Monterrey: Ernesto Hinojosa Subeldía, Horacio Alvarado Ortiz, su hermano Raúl Alvarado Ortiz, Pedro Martínez Serna, Arturo Pinto Gamboa, Lon Sánchez Rangel, Mario Garza Pedraza, Joaquín Iglesias Romero y muchos otros, años antes que nosotros, pioneros en el arte de aquella comunicación cálida, sencilla, natural e impactante.
Tárnava era un gigante. Un espíritu a la altura de la antena XEH. Un formador paternal y exigente de hombres del micrófono, que al mismo tiempo fueron productores, comentaristas, vendedores y publicistas sensacionales.
Estas cuántas líneas a su memoria de pionero, de fundador y maestro. Porque gentes como él, estructuraron en aquellos años fabulosos, día a día, la historia de una radiodifusión arrolladora y productiva hasta la fecha.
Constantino de Tárnava, ¡siempre en el aire del recuerdo! Presente en la historia y vivo en el corazón de quienes lo conocieron afirmando: “¡Hagan lo que quieran, pero háganlo como se debe de hacer, de la mejor manera posible!”.
 
A su vez, Mejía Prieto escribió en el primer volumen acerca de la radio en México:

De Tárnava se vé fuerte y animoso. De inmediato me cayó bien ese norteño sencillo y accesible, amable sin protocolos; bajo cuyos lentes brilla una mirada llena de inteligencia. Nos recibió en espaciosa estancia llena de recuerdos trofeos y testimonios de una vida dedicada al trabajo, a la curiosidad científica y al servicio de la colectividad.
En ameno platicar el ingeniero nos contó de su estudiosa juventud en la Universidad Norteamericana de Notre Dame; de cómo, desde entonces, le interesaban la radiotelegrafia y los experimentos en comunicación electrónica; del diminuto transmisor que, ya de regreso a su Monterrey natal, construyó para realizar las primeras emisiones radiofónicas originadas en territorio nacional.
Aquello fue en 1919, Para octubre de 1921, de Tárnava comenzó a transmitir en forma regular. El mismo manejaba su equipo, disponía y anunciaba los programas. Cábele pues, el triple honor de haber sido el primer técnico, director artístico y locutor de radio que hubo en el país.
Nos platicó anécdotas de su amistad con radiodifusores de otros tiempos.
Después, nos enteró de sus inquietudes astronómicas y de sus hazañas como pescador. Filma además, por afición, películas perfectamente sonorizadas.
En su taller tiene maquinaria diversa y tornos de alta precisión, Nos mostró, sobre una mesa, preciosas pruebas de su labor lapidario.
¡Y qué buenos aparatos de Meteorología tiene instalados el ingeniero! Ellos le permiten conocer datos valiosos sobre el estado del tiempo que, a diario, transmite radiofónicamente al Observatorio Astronómico Nacional de Tacubaya, ciudad de México.
Constantino de Tárnava lleva muy dentro el gusto por la comunicación electrónica. Le encanta comunicarse cotidianamente con otros radioaficionados de diversos puntos del país. Todos los días a las 8 de la mañana establece contacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: