Aquél tipo de melena plateada

Sin ningún motivo personal para reconocerle sus aportes (no fue clave en mi carrera, no le aprendí algo deliberadamente, no somos cuates del alma ni nos hemos embriagado siquiera de café), sólo por el gusto de saber que hay gente que ama la radio y destaca en ella, este apunte acerca de Víctor Manuel Barrios Mata, un locutor que vino al mundo en una fecha como la de hoy y ante quien, con gusto, ¡me pongo de pie!

Cuando comencé a escuchar radio con espíritu crítico, Barrios Mata estaba ahí. Destacaba entre los de por sí animosos locutores de Radio Variedades. Sus chascarrillos e indagatorias salían de lo común.

Cuando llegué a los noticieros de Organización Radio Centro no estuvo pero tampoco tardó en aparecer. Y supe entonces que era una leyenda que iba y retornaba periódicamente, aunque había quienes afirmaban que ya don Pancho Aguirre no perdonaría su penúltima picardía.

Pero regresó y conectó un hit: Las grandes noches. Una verdadera variedad de Variedades, hasta donde los rígidos esquemas de la época podían permitirlo.

Hecho a la crítica, censuré se burlara de los adoloridos. Dios me castigó porque al poco tiempo hicieron una ampliación de ese concepto en La Consentida, y a la vuelta de la vida me tocó llevarlo. Ni modo…

Observé enseguida cómo se hizo un doble intento, bastante bien logrado cada cual, para conformar equipos de figuras del micrófono tanto en Radio Cañón como XEX. En ambos destacó Víctor Manuel.

Me perdí gran parte de sus programas de espantos. (De él se derivó “La mano peluda”, que recreó García Castillo). No obstante, cuando volví de Chiapas y anduve tocando puertas, en una visita al licenciado Gabriel Núñez, en Radio Fórmula, me quedé charlando con Barrios Mata y Angel Fernández. Nos fuimos tendidos.

Fue una gratísima velada. Tanto, que Angel perdió la noción del tiempo y su participación al aire. Entre tantas añoranzas, hablaron de la buena época de la DF, al final de los 50’s que les tocó compartir.

Pude oír algunas de sus emisiones en Radio Trece, pero ya había perdido yo la costumbre de desvelarme con el radio prendido. Luego supe que retornó a la Unión Americana, de donde también se sabía iba y volvía como Juan por su patio.

Contactados por Facebook he podido conectarme algunas veces a sus emisiones. Me ha alegrado escuchar a un locutor que rebasó, con mucho, las rutinas del simple anunciador.

Hay ahora un comunicador maduro, pleno, que comenta con sentido social y humano. Y da gusto que, al rebasar sus ocho décadas de vida, siga vigente, con el ánimo de enlazar emociones a través del éter.

Ante Barrios Mata, “¡me pongo de pie!”.

JGN

 

Una respuesta to “Aquél tipo de melena plateada”

  1. ENRIQUE GALICIA A Says:

    CIERTO JOAQUIN, LOCUTOR CON MAGNETISMO RADIOFONICO ME TOCO TRABAJAR CON EL EN XEFR LA VIEJA RADIO FELICIDAD DE MIS AMIGOS LOS SRS. CALLEJA DE LA COLONIA VIADUCTO PIEDAD Y EL ERA EL CONDUCTOR ESTRELLA DE LOS PROGRAMAS DE INVITADOS CON LOS ARTISTAS MAS POPULARES DE LA EPOCA…RECUERDOS MI VICTOR, MUCHOS RECUERDOS…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: