Medalla Mejía Llosas

Volvamos al tono coloquial de Cuadrante, como en su etapa de El Universal, cuando El Reportero Cor la rebautizó con un título que este tundeteclas reservaba para otro viejo proyecto personal: “Del cuadrante al cuadratín”.

CUADRANTE / La Columna -de Joaquín Gutiérrez Niño.
Nos alegra la determinación de frenar los despidos en GRC.
Justo comentaríamos que este comienzo de año se cumplieron cuatro décadas del deceso de don Pancho Aguirre, el fundador de esa poderosa organización, quien se caracterizó por un trato humano y hasta agradecido para con el personal que le ayudó a levantar su emporio.
Pero no sólo despidos se dan por Constituyentes y Reforma. Dentro de las readquisiones, una que realmente es de celebrarse: el retorno de Bernardo García, un periodista egresado de la Septién que se ha desenvuelto bien en la radio disquera. Anuncia ya en El Fonógrafo.
Por cierto, hoy es cumpleaños del también comentarista deportivo y ex funcionario mexiquense. Buena oportunidad para refrendar el aprecio por un colega muy cordial. Lo recordamos desde sus tiempos en Radio Alegría.
Quien por fin asumió como director de Radio Educación es el académico y analista Gabriel Sosa Plata, cuya propuesta fue saludada con mucho entusiasmo desde el programa de medios de esa emisora, hace no mucho de la SEP.
El Mtro. Sosa Plata asumió el cargo en domingo, lo que podría ser signo de muchos deseos por trabajar de tiempo más que completo. Reveló que tiene el propósito de ampliar la cobertura de la estación a todo el país.
Lo que no se ha visto en los ahora considerados medios públicos son los relanzamientos de conceptos, un tanto al estilo de la radio privada. Acaso fuera bueno intentarlo, pero conservando la esencia de la difusora que por algún tiempo pretendió ser “la tercera posibilidad en radio”.
“Mi otro yo” de Santa Oviedo, por Educación, precisamente, resultó interesante, pese a que Froylán López Narváez se limitó a abrir el micrófono para que la actriz y cantante hablara.
Entre su trayectoria evocó programas de gran tradición: “Así es mi tierra” y “La hora del granjero”. Asimismo, entre las personas clave en su vida, recordó a don Miguel Alvarez Acosta, por la labor de difusión del arte mexicano que realizó en los años sesenta.
Y vale recordar al licenciado Alvarez Acosta, ahora que se instrumenta el sistema de radiodifusión pública, pues en los años setenta él fue titular de la Subsecretaría de Radiodifusión, que produjo y distribuyó seriales por demás sustanciales.
Otro baluarte de aquella comunicación que abrió senderos distintos a los comerciales fue el tabasqueño Enrique González Pedrero, con quien colaboró el nuevo director de Canal 11: José Antonio Alvarez Lima.
Es decir, hay motivos muy sólidos para esperar buenos tempos para los medios públicos.
Por cierto, acaso una de las primeras cosas que deba atender la nueva directora del Imer, Aleyda Calleja, sea el sonido de Radio 710, por aquella premisa de que lo que no suena bien no se oye.
Anoche que sintonizábamos el interesante programa de Carmen Cardenal, como lo hacemos cada semana, advertimos que la estación lamentablemente suena a ranchito. Y no solamente por su formato sino por la baja calidad de sonido, lo que seguramente el área de ingeniería podría corregir.
Desde luego, también el perfil puede mejorar con producción de buen gusto. Conviene recordar que estaciones de música mexicana con buena presencia -y hasta señorío- han existido: desde la legendaria RH hasta la Q. Incluso “La Consentida” tuvo una época buena.
Ahí, por los rumbos del Imer, Ivonne Castillo tuvo recientemente una excelente iniciativa: con motivo al día de la Candelaria decidió detenerse a adquirir una pieza alusiva con la Sonora Dinamita. Nos recordó las tantas veces que compramos libros y discos para enrquecer los turnos.
Este 6 de febrero, como todos los primeros miércoles de mes, se reúne el grupo Gente de Radio en el bar La Rambla, muy cerca de donde estuvo Radio Fórmula cuando cayó con los sismos del 85.
Sería bueno que las comidas en honor a distintos colegas de gran trayectoria fueran la ocasión para entregar la Presea Guillermo Mejía Llosas, que proponemos en consecuencia, para maestros del micrófono -o de la radio, en general.
Memo ha hecho aporte múltiple al medio: ha sido magnífico locutor, ha enseñado locución, ha divulgado en prensa la actividad radiofónica, ha promovido la unidad del gremio y el reconocimiento entre pares, y es celoso impulsor del buen uso del idioma.
Valdría entonces refrendar el reconocimiento que en ese sentido ya le hicimos, pero que puede inmortalizarlo con una medalla que lleve su nombre. Que se haga ya, ahora que puede ver que su labor no pasó inadvertida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: